Archivo de Noticias >> Nacionales

EsSalud se pronuncia sobre afiche en hospital de Apurímac

elcomercio.pe.- En dos áreas del hospital II de EsSalud de Abancay, en Apurímac, un afiche colocado por esta sede indica que "todo paciente con diagnóstico de aborto incompleto se ha de comunicar a la policía de turno (PNP)".

El mensaje fue captado por Flor Cruz Loayza, quien a través de su cuenta personal de Facebook cuestionó la política del nosocomio respecto a las pacientes que llegasen con un cuadro de aborto, haya sido este provocado o no.
 
"Antes de asegurarse que te encuentres bien, van a llamar a la policía, al fin y al cabo para el Estado eres una delincuente", escribió Cruz Loayza en la red social.
 
En conversación con El Comercio, ella detalló que el cartel estaba pegado en dos áreas del hospital: en la zona de emergencia y en la sala de espera.
 
"Si supuestamente se tiene que dar aviso a las autoridades cuando hay la presunción de un hecho delictivo, debería haber un cartel similar en caso de heridas por armas de fuego", cuestionó Cruz.
 
Por su parte, a través de un comunicado, EsSalud indicó que el afiche en cuestión fue colocado sin autorización previa de la sede central.
 
Asimismo, que los médicos y personal asistencial están en la obligación de reportar a las autoridades si un paciente presenta evidencias de haberse practicado un aborto clandestino. "El no hacerlo puede tener consecuencias de tipo administrativo y penal para los médicos y personal asistencial", agregaron.
 
Respecto a la atención a las pacientes que lleguen con un cuadro de aborto incompleto, detallaron que "dar aviso a la policía no interrumpe en ningún momento las atenciones de salud, y se hace con propósitos de investigación contra seudomédicos que realizan esta práctica ilegal, poniendo en riesgo la vida de las mujeres".
 
EsSalud sostuvo en el comunicado que en la región Apurímac atienden más de 3 mil emergencias, cada mes, relacionadas a complicaciones por abortos clandestinos.
 
El Código Penal vigente criminaliza el aborto cuando este se realiza sin fines terapéuticos. Incluso, cuando el embarazo es consecuencia de una violación sexual.
 
En este caso, la mujer que decide terminar con su gestación puede recibir una pena de hasta tres meses; y quien practica la intervención clandestina, hasta cuatro años de cárcel.
 
El aborto terapéutico es legal en el Perú desde 1924, sin embargo no se aplicaba de forma estándar debido a que no tenía un protocolo ni reglamento aprobados.
 
Reglamentación
 
Noventa años después, en junio del 2014, el Ministerio de Salud (Minsa) aprobó la guía técnica que estandarizaba el procedimiento en el país, a través de la Resolución Ministerial N°486.
 
El congresista Alberto de Belaunde, mediante su página de Facebook, indicó que "Essalud no debe tratar como delincuentes a sus pacientes. Debe salvarles la vida".

Archivo