Archivo de Noticias >> Actualidad

Carlos Burgos Horna: El Pueblo contra el Pueblo

¡Hospital sí, basura no! Fue una consigna escrita en una de las pancartas de cartulina que poseían los “pobladores” que se presentaron, desde muy temprano, frente al Parque Zonal Wiracocha para realizar una encendida protesta ante la instalación de hospitales móviles de la Solidaridad, destinados a realizar una campaña de salud gratuita para la comunidad.
Estos pobladores, presuntamente preocupados por el bienestar de nuestros vecinos, estuvieron enardecidos, coléricos y furibundos; al punto de la locura ante tamaña infamia que en el Parque Zonal se brinde atención médica de manera gratuita. Por ello, no dudaron en agredir a los usuarios que querían ingresar para ser atendidos, no dudaron en empujarlos hasta hacerlos caer al piso y pisotearlos; tampoco dudaron en agredir al personal de los hospitales móviles, al personal del Parque Zonal y a los representantes de Lima Metropolitana y hasta algunos miembros de la Policía Nacional.
La misión de este grupo, de aproximadamente cien personas, era impedir que se brinden servicios de salud gratuitos desde el Parque Zonal Wiracocha con el pretexto de que ahí había basura, vociferaban que si la Alcaldesa de Lima quería construir un Hospital sobre la basura que lo haga en el Callao o en Lima, pero no en San Juan de Lurigancho; eso nunca jamás.
¿Pero, quiénes son estos vecinos, tan enardecidos y agresivos que salieron un día como hoy a protestar?, ¿Quiénes son estos pobladores que están tan preocupados por la salud en San Juan de Lurigancho? Ellos, durante cinco horas gritaban, insultaban, ofendían, tiraban piedras, huevos y botellas a todos los que estaban en al interior del Parque, el cual estaba cercado por policías y serenos. En esta misión descalificaron la labor de diferentes líderes del distrito y no dejaron de gritar consignas difamatorias contra Susana Villarán, actual alcaldesa de Lima Metropolitana. 
El cierre del Hospital de la Solidaridad ha sido una respuesta política y hay que señalarlo claramente, ya que este hecho se da luego de que la Municipalidad Metropolitana de Lima exprese su posición respecto al Proyecto inconstitucional de Provincialización de San Juan de Lurigancho, proyecto promovido por el Presidente de la República, el Presidente del Congreso y el actual alcalde de San Juan de Lurigancho; y que no beneficiaría a nadie más que a los autores del mismo. La población se pregunta ¿por qué la orden de paralización de la obra del Hospital Solidario se dio a puertas de su inauguración y no, al inicio de la misma?.
El cierre por cinco horas del Parque Zonal Wiracocha y la manifestación “armada” de un grupo de pobladores responde justamente al manejo nefasto de nuestro distrito, donde priman actitudes prepotentes y autoritarias del alcalde, Carlos Burgos Horna, quien según sus cálculos políticos-personales no tiene escrúpulos para generar enfrentamientos innecesarios entre los pobladores y que últimamente, se empeña en deteriorar la imagen de Susana Villarán, quien está al frente de una gestión que recién tiene algo más de cien días.
Ante estos hechos podemos constatar/concluir que lo último que le interesa al Alcalde, es justamente la salud y el bienestar de los pobladores, demostrando que le importa poco hacer prevalecer el derecho a la salud por encima de cualquier interés y ambición.
Lo importante de este último escándalo en el distrito, es que cada vez quedan menos dudas sobre el tipo de alcalde que tenemos, también es saber que tan dispuestos estamos a seguir tolerando este tipo de atropellos. En estas circunstancias es preciso organizarnos y levantar nuestra consigna, de no permitir y soportar más abusos, prepotencia y autoritarismo, en San Juan de Lurigancho.

Archivo