Archivo de Noticias >> Actualidad

Mafia prostituía menores en el penal de Lurigancho

Correo.- La trata de personas es un delito que crece en nuestro país en forma alarmante y, lo que es peor, más del 50% de las víctimas son menores. Un hecho que excede todo límite y que fue descubierto por la Policía demuestra lo despiadadas que pueden llegar a ser estas organizaciones: dos niñas eran obligadas a prostituirse en el penal de Lurigancho.


Un trabajo de inteligencia permitió a la División de Investigación de Delitos contra la Trata de Personas (Divintra) llegar a esta mafia, que opera en la capital desde hace más de seis meses.


Todo comenzó con la denuncia de Milagros García Paredes. Su hija de 13 años, de iniciales E.Q.G., fue llevada a la fuerza por una supuesta comerciante desde la puerta de su casa.


"Esa mujer amenazaba de muerte a mi niña para que no me contara nada. Cuando le reclamé, me dijo que también me mataría y atentaría contra la vida de mis otros hijos", contó la desesperada progenitora.


Fue así que denunció el caso en la unidad especializada. Los detectives iniciaron un seguimiento y llegaron a ubicar a la mujer que se había llevado a la adolescente: se llama Yuliana Requena Barriga (29).


Operaba en penales. La Policía se llevó una gran sorpresa cuando estableció que la delincuente ingresaba al penal de Lurigancho con varias menores de entre 12 y 14 años.


El último miércoles, día de visita femenina, se intervino a dicha mujer cuando salía del reclusorio con la menor antes citada y con otra de iniciales Y.K.C.F. (14). Las tres fueron llevadas a la Dirincri.


El jefe de la Divintra, coronel PNP Miguel Basilio, informó que coordina con las autoridades del penal de Lurigancho para establecer las identidades de las menores que ingresaban con la delincuente.


"Esta mujer captaba a las niñas con engaños para explotarlas sexualmente. Las víctimas, como en otros casos, provienen de familias disfuncionales", manifestó el oficial tras detallar que habría más menores agraviadas.

Archivo