• San Juan de Lurigancho - Lima - Perú

Noticias >> Educación

Casi 3 mil universitarios debieron reubicarse por filiales sin autorización

larepublica.pe.- Luego de que en julio pasado se conociera que más de 70 filiales de 13 universidades públicas y privadas no contaban con autorización para ofertar y prestar servicios, quedaba pendiente saber qué ocurriría con los alumnos afectados.

Pues bien, hasta el momento, un total de 2.962 universitarios están en proceso de reubicación en otros establecimientos, según informó la jefa de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), Lorena Masías. Estos estudiantes provienen de las universidades César Vallejo, la de Huánuco y la Faustino Sánchez Carrión (Huacho).
 
"El plan de reubicación es responsabilidad de las universidades que ofrecen el servicio educativo conducente a bachillerato, maestría o doctorado en locales no autorizados. Y este plan lo debe iniciar la universidad hoy para que se ejecute el primer ciclo del 2019 a más tardar", agregó Masías, durante su presentación en el Congreso el lunes pasado.
 
Sobre esto último, el fin de semana, la Sunedu aprobó la ampliación del plazo para la supervisión del proceso de reubicación. Inicialmente, el monitoreo se debía realizar una vez concluido el semestre 2017-II, y ahora se hará hasta el 2018-II (o el año 2018, para aquellos ciclos académicos organizados por año).
 
Es preciso señalar que el número de alumnos reubicados a la fecha aún es minoritario. Y es que, hasta julio pasado, se estimaba que más de 50 mil estudiantes de pre y posgrado resultarían afectados por recibir el servicio en estos locales.
 
SIN AUTORIZACIÓN
 
Pero ¿cuál era la justificación de la Sunedu para afirmar que las filiales no tenían autorización? En julio pasado, esta institución explicó que las universidades estaban prohibidas de crear establecimientos (filiales) fuera del ámbito regional de su sede entre julio del 2005 y noviembre del 2015.
 
Después de ese plazo, la prohibición se extendió a aquellas creadas fuera del ámbito provincial de la sede, según lo señalado en el Modelo de Licenciamiento y su Implementación en el Sistema Universitario Peruano. Esta medida está vigente aún hasta que se cumpla la Ley de Moratoria (fines de este año).
 
Bajo esta premisa, entre las filiales que, según la Sunedu, no tenían autorización, figuraban las de universidades como Telesup, la Hermilio Valdizán, San Pedro, Sergio Bernales, Privada San Carlos y José Carlos Mariátegui.
 
Otros 5 mil afectados
 
De otro lado, existen 19 universidades que cuentan con 124 programas de pre y posgrado sin autorización. Para reubicarse, los alumnos podían rendir un proceso especial de admisión en la misma universidad (para carreras afines) o en otras (para la misma carrera o afines). "Cerca de 5 mil estudiantes ya están continuando sus estudios. Esta es una labor preventiva porque los alumnos de programas no autorizados no podían obtener un título a nombre de la Nación cinco años después de iniciados sus estudios", señaló Masías.
 
Para el miembro del Consejo Nacional de Educación (CNE), Hugo Díaz, lo que ahora corresponde es que la Sunedu y los promotores de universidades sean rigurosos en el control y apertura de carreras. "Por otro lado, el Estado debe ser fuerte y enérgico en generar las sanciones correspondientes en aquellos que incumplen la norma, para así evitar el servicio de filiales que no tienen las condiciones mínimas de funcionamiento".
 
 El especialista también subraya las dificultades que tendrían los alumnos reubicados: su rendimiento en el nuevo establecimiento y el pago por el servicio educativo. "Estos chicos han estudiado, posiblemente, en locales precarios en términos de profesores y plan de estudios. Las instituciones adonde se trasladarían evaluarán sus conocimientos y no necesariamente serán ubicados en el ciclo que antes cursaban. Se enfrentarán a las nuevas reglas de estos centros, también a sus pensiones", concluyó.
 
Claves
 
Durante el 2018, la Sunedu realizará evaluaciones para comprobar si la ilegalidad de estas universidades está relacionada con la baja calidad. De otro lado, más de 100 universidades han sido evaluadas por la Sunedu como parte del proceso de licenciamiento.

Publicaciones Anteriores