• San Juan de Lurigancho - Lima - Perú

Noticias >> Magaly Vera

¿Por qué no se debe vacar al Presidente Pedro Pablo Kuczynski?

Al igual que todos los peruanos la noticia de que nuestro presidente también cayó en la tentación de un dinero fácil; es decir de coimas por parte de Odebrecht, nos dejó sin piso en su defensa. Lo mismo deben de haber pensado varios ministros suyos ya que se rumoreaba que no solo Carlos Basombrío había presentado su renuncia. Es que el pregón sin cesar de todos los medios de comunicación repitiendo reiteradas veces las transferencias de dinero a sus cuentas personales, fue de tal magnitud e impacto, que muchos no habrían tenido el tiempo suficiente de procesarlos y solo se limitaron a sacar conclusiones apresuradas de tales titulares. Lo correcto es darle el beneficio de la duda ya que todos los acusados son inocentes, hasta que se pruebe lo contrario.

Lo que si me parece lamentable, es que su gabinete (claro él tampoco se ha jugado por sus gabinetes y ha entregado muchas cabezas en bandeja de plata a la banda naranja cual Salomé) no hayan salido al unísono en su defensa, salvo Mercedes Araoz y Pablo Cateriano, que por cierto fue ministro en el gobierno de Humala, no en este. Y es comprensible porque pareciera que se va a defender lo indefendible. Ni a Vizcarra se le ha visto dando entrevistas.

Escuchemos la defensa que PPK dio este domingo a un grupo de periodistas, que a diferencia de Alán o Keiko que por cierto, seleccionan a los periodistas que desean; él dejo que cada canal de señal abierta enviase al que consideren idóneo:
En su defensa se proclama inocente de incapacidad moral por haber incurrido en “falta de verdad en las declaraciones”. Esta acusación se basa en que supuestamente trabajó de forma paralela para Odebrecht a través de las empresas First Capital y Westfield Capital, siendo funcionario público, y por ende, el dinero que le transfieren (más de 4 millones en todos esos años): es coima. El señala que no hubo mezcla de intereses debido a que se separó de su empresa, dejando la gestión a manos de su socio Gerardo Supúlveda.

También menciona que hay un sistema muy usado en Estados Unidos cuando uno deja de gestionar su propia empresa, denominada Murallas chinas. Tales respuestas que fueron reiterativas, no convenció ni a los panelistas, ni a la audiencia que acostumbrada a tipos de empresas tipificadas en la Ley General de Sociedades, no entendían como un empresario pueda desligarse de esa forma de su propia empresa.

Pero ahí cabe precisar una diferenciación en como concebimos nosotros los peruanos una empresa unipersonal que por lo general es pequeña y gestionada por el mismo dueño; de una empresa unipersonal americana.

Partiendo primero de su minuta de constitución. Aquí en nuestro país, la Ley general de sociedades, nos brinda ciertas plantillas para las empresas y todo debe de ser literal. Es decir, ahí ponemos quien es el responsable legal ante SUNAT, ante procesos legales, firmas en los Bancos, ventas etc. etc. si en algún momento uno se ve obligado de cesar sus funciones por equis motivo, pues puede cambiar un artículo y nombrar al representante legal y las funciones que le concede. Por eso los panelistas le pedían a PPK que muestre el documento donde él anuncia su retiro. En Estados Unidos se maneja de forma diferente, es mediante poderes concedidos. Eso explica la forma legal a la que hace mención de Murallas chinas. Así que antes de seguir acusándolo, sería bueno hacer un glosario de términos legales paralelos para poder entenderlo y dejar de pensar que es un mentiroso permanente y por ende, incapaz de ser incólume.

Segundo, el tamaño y giro de la empresa también difiere de lo que conocemos usualmente como empresa aquí en Perú y Westfield Capital es una empresa americana. PPK es un banquero dedicado a la estructuración de fondos y de capital de inversión de empresas, por eso su ejemplo es sobre cómo puede ser él responsable de que su empresa sea rentable o no, ya que no la gestionó y si sus acciones suben, pues como no cobrar sus utilidades. Aquí se debe esclarecer que las transferencias a las que Rosa Bartra hace mención, son montos pequeños, salvo unas cuantas comparadas a lo que PPK declaró ante SUNAT como rentas extranjeras ese año (superaban los 6 millones frente a las transferencias de Odebrecht a una de las empresas mencionadas, porque First capital es propiedad de Supúlveda). Y PPK señala que varios de ellos son por reembolsos, lo que nosotros llamaríamos gastos de representación por gestión. Conceptos ratificados por Odebrecht.

Tercero, el concepto que tenemos de testaferro. Wikipedia, la biblia de los cibernautas nos dice “es un término usado en la literatura, en leyes y psicología, para señalar a la persona que suplanta, encubre o se disfraza legalmente, prestando su nombre e identidad, firma, o bien su personería ya sea física o jurídicamente, emulando el papel social de la persona mandante a la que en el fondo representa. Esta palabra significa literalmente «cabeza de hierro» en italiano. (Testa = cabeza y Ferro = hierro) ​ En términos legales y económicos, se describe a aquellas personas que suplantan a otras en negocios fraudulentos de tal modo que a pesar de la suplantación estas personas encubiertas no dejan de percibir beneficios del fraude, como por ejemplo: evadir impuestos, quitar herencias codiciadas,etc. (…)”


Es decir, es quien en nombre de PPK tendría que haber realizado las operaciones, obviamente sin dejar huella rastreable y por ende, transferir esos montos a paraísos fiscales (como el supuesto de Toledo con Maiman) y luego retornarlo al verdadero responsable del robo. Cosa que no ocurrió en este caso ya que los pagos realizados -según carta remitida este sábado por Odebrecht al diario la Republica- fueron pagos por servicios prestados reales y los fondos no salieron por la famosa caja 2. Eso explica que Westfield Capital, una empresa americana, las haya registrado en Internal Revenue Service (IRS) la equivalente de SUNAT. De ser coimas ¿cómo dejar tantas huellas rastreables? Porque todas sus operaciones fueron bancarizadas. Y ojo, en esos casos, los Bancos Americanos tienen un sistema de detección de lavado de activos más avanzado que nuestra precaria Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la SBS y ya habrían lanzado las señales de alerta en esos casos. Lo mismo el BCP.

Ver carta:

Cuarto, ante la pregunta de los periodistas de por qué Supúlveda no uso su propia empresa para realizar dichas operaciones, pues simple. Para todos los que somos empresarios, sabemos perfectamente que nos presentamos primero con la empresa que tiene más prestigio y en el brouchure obviamente ponemos a los asesores de mayor reconocimiento. Y en este caso Westfield capital creada en 1992 tenía ya un prestigio ganado y mucha mayor trayectoria. En sus otras operaciones y luego de que ya conocieran su eficiencia y eficacia, la hizo con First Capital, su empresa creada en Chile.

Este jueves, nuestro aún presidente, deberá defenderse en ese corto tiempo que le han concedido (aunque han indicado que le concederán más de 60 minutos) para llevar sus pruebas. Por mi parte, dudo que ese proceso sea llevado de forma imparcial, transparente y justa.

Uno: porque ¿por qué no han sido tan minuciosos en pedir información sobre su lideresa Keiko Fujimori o Alan García? Yeni Vilcatoma en un exceso de histrionismo y defensa de la justicia, ayer estuvo recopilando datos en las oficinas de Odebrecht
 
(https://redaccion.lamula.pe/2017/12/19/yeni-vilcatoma-odebrecht-documentos-crisis-presidencial-vacancia/jorgepaucar/), pero ¿por qué no hace lo mismo con los otros acusados?, lo mismo Rosa Bartra.

Dos: Partiendo incluso del pedido de vacancia que fue plagiado en varias partes según revelación de la web utero.pe (http://utero.pe/2017/12/17/alerta-encontramos-estos-copypasteos-maleadazos-en-la-mocion-de-vakancia-contra-ppk/).

Tres: ya sabemos cómo direccionan sus preguntas. Lamentablemente nuestro presidente adolece de ser un buen comunicador y por su edad y estilo de vida, es parsimonioso al hablar, repetitivo algunas veces etc. Ya lo hemos gozado en los debates que tuvo con Keiko. De no ser por tener como coach a Rosa María Palacios y a Gustavo Gorriti, tendríamos otra historia. Solo basta revisar como atacan a los incomodos vs los intocables: Villarán, Townsend vs García; Lange vs Keiko.

Cuatro: imagino que ha sido difícil para PPK encontrar una firma de abogados que no tenga como cliente a Odebrecht. Más de catorce laboran para esa empresa.

Cinco: la interpretación que tienen de justicia ya que pese a que Chlimper fue Director de Graña y Montero, una de las socias de Odebrecht en el Perú, no supo nada de los supuestos sobornos que entregó este a Toledo ¿curioso no? Ver link: http://larepublica.pe/politica/851416-fujimorista-jose-chlimper-fue-director-de-grana-y-montero-socia-de-odebrecht
 
Lo mismo Daniel Salaverry, cuya empresa tiene deudas cuantiosas con SUNAT, pero él no sabe nada ya que se desvinculó de la misma pero sigue siendo su accionista. Según twit lanzado por René Gastelumendi, antes de dejar su cargo de gerente (2015), había contratado como asesor de su despacho a Luis Calderón Carbajal quien supuestamente lo favoreció en licitaciones con el Estado. Vaya forma de discernir lo que es dueño y gestor de una empresa. No olvidemos que su bancada archivo todos los casos de corrupción que se le presentaron en su contra en la Comisión de ética y al igual que a Ramírez, se le “perdió información contable” valiosa para las investigaciones.
Ver link: https://diariocorreo.pe/politica/denuncian-sospechosa-perdida-informacion-contable-empresa-daniel-salaverry-792124/

Pero no solo se trata de vacar a PPK porque supuestamente mintió al país y es más corrupto que todos los procesados. No, el meollo del asunto es todo lo que se está jugando ¿qué hay detrás de todo esto? Todo apunta a que es una lucha por hacerse del poder político a toda costa ya que dudan que su lideresa gane el 2021. Ahora tratan de manchar la labor de los fiscales que llevan sus procesos legales. Daniel Salaverry en forma apresurada, ayer convocó a una conferencia de prensa indicando que “nos ha llegado información que se estaría pensado sembrar algunas supuestas pruebas en nuestros locales partidarios de Fuerza Popular para, de esa manera, justificar una eventual prisión preventiva contra nuestra lideresa”. Curiosamente esto ocurre cuando los supuestos aportantes a su partido, han salido a declarar que son datos falsos y que temen por sus vidas. En entrevista concedida a Mávila Huertas, no pudo justificar ni las fuentes de tal acusación ya que su único sustento era un portal llamado Lucidez, que lo desmintió en vivo y quito el post. ¿No nos recuerda eso a lo de José Chlimper?

Vea la entrevista completa:

De vacar a nuestro presidente, el futuro económico que nos espera es catastrófico. Ya el dólar se sigue disparando desde que fue presentada la vacancia. En un artículo anterior se pone los escenarios que se nos viene y que no pintan nada bueno. Incluso si los dos vicepresidentes renuncian a su cargo, ya que sería Galarreta quien nos gobierne antes de convocar a nuevas elecciones. Y así como vamos, solo tendrían tiempo suficiente para hacerse de varias instancias que los “apoyen” a futuro. No, Keiko Fujimori no ganó estas elecciones, la ganó limpiamente PPK y es él quien debe terminar su mandato el 2021. Para esto solo le queda seleccionar un buen par de coach y staff de abogados para que limpien su honorabilidad. Tanto por él, como por nosotros los peruanos, que nos la jugamos por él, y se lo demostramos en cada marcha que hacemos en defensa de nuestra gobernabilidad.

Los dejo con esta reflexión: las elecciones presidenciales chilenas donde ganó Sebastián Piñeira. Y en entrevista concedida al programa “Ampliación de noticias” de RPP, el catedrático y periodista Felipe Vergara de la Universidad Chilena Adolfo Ibáñez ante la pregunta que le hace Aldo Mariátegui que “¿cómo hace Piñeira para separar su cuantiosa fortuna de la gestión pública?”. Pues este responde que solo se limita a prometer que se separará, pero que no lo hace. Aldo repregunta porque supone que no conoce el caso peruano, a lo que responde “tenemos una democracia bastante sólida en ese sentido (…) uno o dos escándalos que hayan sido del pasado del presidente o de la presidenta, no deben terminar en la destitución”. Ante su insólita respuesta, Aldo incrédulo insiste en la magnitud de corrupción de Odebrecht. Vergara señala que si entiende la dimensión y pone como ejemplo los casos tanto de Piñeira como del hijo de Bachelet en donde también se incurrió en conflicto de intereses, pero es el parlamento quien decide y jamás llegarían al nivel peruano.

Publicaciones AnterioresVer todo

Mas Leidos