La web de San Juan de Lurigancho
San Juan de Lurigancho - Lima - Perú
Toda la información del distrito mas Poblado del Perú
www.SJL.pe »
     ACTUALIDAD           DEPORTES           EDUCACIÓN           AGENDA           NACIONALES           INTERNACIONALES           REPORTAJES           ENTREVISTAS     
Columnas de Opinión : Oswaldo Carpio
Compartir esta noticia:   
martes, 8 de febrero de 2005
El asesinato de Rodrigo Franco
MAS LEIDAS
La diversidad cultural del Perú o las potencialidades de un país mega diverso (Parte II)  (84,210 leidas)
 
La diversidad cultural del Perú o las potencialidades de un país mega diverso (Parte I)  (81,647 leidas)
 
La política peruana y problema número uno: La corrupción  (38,038 leidas)
 
Elegir y ser elegido ¿Deber o derecho?  (36,453 leidas)
 
Los cinco muertos del penal San Pedro de San Juan de Lurigancho  (27,920 leidas)
 
Rodrigo Franco Montes de Peralta, a la edad de 30 años, era un inteligente, honrado y leal dirigente aprista. Hijo de una familia aprista, abrazó los ideales de justicia social, libertad y democracia que le enseñara su padre. Sin embargo, su vida acabó la madrugada del 27 de agosto de 1987, cuando fue asesinado, mientras intentaba descansar con su familia pues planeaba su renuncia a ENCI –la entidad pública que presidía-Rodrigo dejó una viuda -Cecilia Martínez del Solar- y tres pequeños hijos. Durante más de 13 años se sostuvo que los asesinos de Rodrigo eran senderistas. Éstos, que siempre reivindicaban sus atentados, esta vez, estuvieron en silencio. El atentado no fue, propiamente, del método senderista. A Rodrigo Franco, sus homicidas, lo llamaron por su nombre para que saliera de la casa. “Sal Rodrigo o matamos a tus hijos”, vociferaban mientras lanzaban un explosivo sobre la casa. Rodrigo, reunió a sus pequeños hijos y a Cecilia en su dormitorio y les explicó la situación. Se despidió de ella y de los pequeños. Dio un paso hacia fuera y recibió 27 balazos de fusiles ametralladoras. La investigación policial dirigida por Agustín Mantilla Campos -secretario privado, vice ministro y ministro del Interior de Alan García- monitoreó, personalmente, las investigaciones. Por ello es que el atestado policial -de la misma forma como se hizo en el caso del famoso “Chito” Ríos militante aprista de ese comando asesino- se elaboró en un día pero con el fin de oscurecer los hechos que nunca ensamblaron con el análisis forense. De un lado, el atestado policial decía que había sido muerte de ocho disparos de pistola y mostraban los casquillos de bala mientras que el informe forense decía que había muerto de 27 balazos de fusil-ametralladora. Al guardaespaldas sobreviviente lo obligaron a “reconocer” a dos senderistas que fueron condenados por apología de terrorismo pero no por el crimen. Toda la investigación estuvo conducida a ocultar a los verdaderos asesinos. Casi veinte años después de crimen los testigos que habían desaparecido y estaban ocultos, salieron y, por remordimiento, empezaron a hablar. Los testigos y Cecilia Martínez del Solar, señalan que el grupo que asesinó a Rodrigo llevaba uniforme negro. Todos eran de porte militar. Altos, cuerpo atlético de cabello muy recortado. Lo más grave es lo que indica el testigo -WPM20035, para protegerlo- guardaespaldas de Rodrigo. Él señala que, otro guardaespaldas de iniciales APC, le dijo que no acudiría al servicio y que si se producía un atentado contra Rodrigo, no se metiera en problemas, que se ocultara hasta que vuelva la calma y que hiciera algunos disparos al aire que no le pasaría nada. El sobreviviente hizo lo que le dijeron y por ello, puede hoy hablar. Se ocultó en un pueblito de la selva durante más de catorce años… Ha sido ubicado y se decidió hablar. El testigo, es preciso señalarlo, es aprista desde pequeño y perteneció a la CHAP –Chicos apristas peruanos. ¿Por qué habrían asesinado a Rodrigo Franco? Uno de los testigos señala que Rodrigo Franco era un duro crítico de la corrupción que estaba descubriendo, especialmente de la importación de alimentos, carne y arroz, que luego involucraron a los más altos funcionarios del ministerio de Agricultura, que fueron denunciados por la compras irregulares de carne -que llegó en mal estado de Argentina- arroz y harina. Rodrigo discrepaba, además de una política agraria que privilegiaba la importación de alimentos subsidiados que afectaba duramente la agricultura. Entre otros factores, la harina y el arroz subsidiados competían deslealmente con la papa a la que desplazaron de la mesa familiar, causando grave daño a los agricultores. Se denunció coimas, productos de mala calidad y precios arreglados. La investigación del llamado comando Rodrigo Franco empezó en el Congreso de la República en el año 1989. El Informe de la minoría formada por los congresistas Gustavo Espinoza, Manuel Piqueras y Celso Sotomarino, concluyó que el llamado comando RF, era autor de varios crímenes y que estaba organizado y dirigido por Agustín Mantilla y su hermano Jorge. A Mantilla se le encontró, además, responsabilidad en la compra ilegal de armas. El llamado comando RF era un grupo para-policial, formado por policías en servicio y militantes apristas de las fuerzas de choque, que, según declaraciones a la prensa, cometió más de mil crímenes y atentados. Los informantes -miembros de este grupo criminal- señalan que Mantilla dirigía y supervisaba todo. Una década más tarde -la Comisión Investigadora presidida por el congresista Ernesto Herrera- descubrió varios millones de dólares en una cuenta secreta que tenía Mantilla en el extranjero. La investigación ha quedado trunca y no se ha podido determinar a quién o a quiénes transfirió el secretario privado de Alan García, esa enorme suma ni en qué se gastó. Finalmente, como todos sabemos, Agustín Mantilla está detenido por recibir 30 mil dólares de Montesinos para financiar la campaña electoral -según palabras de Mantilla- de su partido. Los dirigentes del PAP han tratado, bajo todas las formas, de negar, incluso la existencia del llamado comando RF. Alan García ha sostenido que es un invento de la prensa, cuando en el año 1989 declaraba a los medios que había que investigar al comando RF, “caiga quien caiga”…
Compartir esta noticia:   

Publicaciones Anteriores
» Emergente, tradicional, multiétnica, pluricultural, amable y violenta, solidaria y egoísta; Milenaria, Virreinal y Republicana:  (5747 leidas)
» A 40 días de gobierno los ciudadanos tienen esperanza El liderazgo de PPK entre los gobernadores y alcaldes del país  (6485 leidas)
» Seguridad Ciudadana: Narcotráfico y Narcoterrorismo  (4222 leidas)
» Gran primavera democrática por la igualdad plena de mujeres y hombres  (4229 leidas)
» Firme y Feliz por la Unión  (4458 leidas)
 
 
 
RECOMENDADOS DE LA SEMANA
¿Correr por los cerros de San Juan de Lurigancho?  (9,207 leidas)
II Festival Internacional de Teatro Temporada Alta  (3,776 leidas)
Mueren 74 inmigrantes al intentar cruzar el Mar Mediterráneo  (2,470 leidas)
Recurrirán a organismos internacionales para defender 284 lagunas  (457 leidas)
Incendio en Las Malvinas: el dramático pedido de ayuda de joven atrapado dentro de container  (455 leidas)
¿Quién es Mohamed bin Salman, el nuevo príncipe heredero de Arabia Saudita?  (399 leidas)
Animalistas y veterinarios impulsan la esterilización de mascotas  (368 leidas)
El 57% de glaciares del Perú se perdieron a causa del calentamiento global  (363 leidas)
PPK daría indulto a Alberto Fujimori antes del 28 de julio, según semanario de Hildebrandt  (357 leidas)
SJL: roban instrumentos musicales valorizados en 45 mil soles de una tienda  (351 leidas)
 
Bodega y Viñedos Candela Comercializadora Rumiwasi S.A.C.
Detectives Privados en Lima Perú El Charro Fernandez - Telef: 791-0285
Instituto Cultural Ruricancho Justo Gems SAC
Lic. Daniel Acuña Bustamante Psicólogo - Psicoterapeuta MARIACHI EL REY DEL CHARRO FERNANDEZ - Telef: 797-2180
Mariachi Rey en San Juan de Lurigancho - Telef: 797-0930 Show Infantil D*Glenys
Vidrieria Distribuidora Vera en  lima-peru. dist.  furukawa- miyasato www.PeruPc.com S.A.C.
www.SJL.pe - Copyright © 2002 - 2017. Derechos Reservados - SJL - Lima - Perú
Director: Luis Candela Flores
Email: informes@sjl.pe