La web de San Juan de Lurigancho
San Juan de Lurigancho - Lima - Perú
Toda la información del distrito mas Poblado del Perú
www.SJL.pe »
     ELECCIONES 2018           ACTUALIDAD           DEPORTES           EDUCACIÓN           AGENDA           NACIONALES           INTERNACIONALES           REPORTAJES           ENTREVISTAS     
Columnas de Opinión : Oswaldo Carpio
Compartir esta noticia:   
sábado, 30 de junio de 2012
El rearme moral del Perú: Por una moral de emprendedores
MAS LEIDAS
La diversidad cultural del Perú o las potencialidades de un país mega diverso (Parte II)  (87,503 leidas)
 
La diversidad cultural del Perú o las potencialidades de un país mega diverso (Parte I)  (85,116 leidas)
 
La política peruana y problema número uno: La corrupción  (41,259 leidas)
 
Elegir y ser elegido ¿Deber o derecho?  (40,023 leidas)
 
Los cinco muertos del penal San Pedro de San Juan de Lurigancho  (31,160 leidas)
 
Todos los aspectos de la vida social y política del Perú están atravesados y atenazados por la corrupción. No hay espacio en el que no exista denuncia por robo, estafa, crimen, violación sexual o intentos, infames ataques personales, interceptación de teléfonos, coimas, atropello y muertes en las pistas por automovilistas alcoholizados; venta de drogas, tráfico de armas y prostitución en las cárceles; escándalos de toda naturaleza en el Congreso de la República; bloqueo de carreteras, amenazas, chantajes y lenguaje violento por autoridades regionales; doble, triple o múltiple discurso en los personajes políticos en los más altos niveles de los partidos, el gobierno y el estado; militares y policías en la coima cotidiana o en las licitaciones públicas. Corrupción instalada en los Gobiernos Regionales y en los Municipales. Corrupción entre los maestros que prefieren hacer huelgas a enseñar a sus alumnos. En los clubes de fútbol dobles contratos, sueldos desproporcionados, evasión de impuestos, dirigentes ladrones, jugadores indisciplinados, “vedetes” que viven en el escándalo diario. Violencia contra la mujer, los jóvenes y los niños en todas las clases sociales Hijos e hijas que son denunciados por asesinar a sus padres por dinero; robos y crímenes por drogas;  hermanos enfrentados como nuevos Caín y  Abel, acusados de asesinar nada menos que a sus padres. Pareciera que el mal hubiera tomado el país.
 
En el Perú se ha perdido la confianza, la base que sustenta, que sostiene  y permite el adecuado funcionamiento de la sociedad. En el Perú la palabra no tiene valor. Se miente, se engaña, se burla la ley y a la gente con impunidad. En el hogar se miente al esposo o a la esposa, se le engaña, se le “saca la vuelta” y se le roba con pretendida impunidad. Desde hace más de una década se ha impuesto en la sociedad la moral de la pendejada llevada a sus mayores extremos. Y, en la moral extrema, se enfrenta al “pendejo” siendo “pendejo y medio”. Esta moral se traduce en frases como “si no lo hago yo lo hace otro”, o “era yo o era él”, “era mi oportunidad”, “tenía que haber sido muy tonto si no lo hacía, era mi oportunidad”, “si yo hubiese estado en el lugar de Montesinos, también lo hubiese hecho”, “Fujimori robó pero hizo obra”, “si lo hacen los ricos porqué no lo voy a hacer yo que soy pobre”, “todos los políticos roban”, “escucha, es nuestra oportunidad”, “todo vale”, son algunas de las frases que se repiten y escuchan en todos los sectores sociales. La gente se mueve en la impostura, en la falsedad sin rubor ni arrepentimiento. Y la gente que lo hace asiste a las iglesias, escucha misa, comulga y sigue actuando con la misma impunidad que le dicta la el relativismo moral, la moral acomodaticia, oportunista, del “pendejo” (a) que está instalada en la conciencia o en la falsa conciencia.
 
Se promulgan leyes para que se apliquen leyes que no funcionan. Se elevan las sanciones de tal forma que se hacen inviables, cuando se sabe que una sociedad que requiere cada vez más leyes es aquella que está enferma moralmente, porque más leyes no harán que la sociedad funcione mejor. La profusa  promulgación de leyes es una demostración de que lo que no funciona es la gente, la sociedad y sus instituciones. El problema viene del pasado pero de nada vale echarle la culpa a la pasada burocracia corrupta del virreinato. El tema es hoy en el presente, en circunstancias que el país puede apoyarse en un crecimiento económico originado en factores externos pero que adecuadamente aprovechado puede ser la plataforma del lanzamiento del Perú hacia el desarrollo.
 
Las bases morales del Perú son absolutamente endebles. Las instituciones básicas --no tutelares-- están cuestionadas: Poder Judicial, Congreso de la República, Fuerzas Armadas y Policiales son desaprobadas por los ciudadanos que temen la justicia emanada de los juzgados, las leyes que se aprueban en el Congreso y al abuso de las fuerzas que deben velar por la defensa nacional, el orden interno, el orden público y la seguridad ciudadana.
 
¿Es posible construir un país sobre bases tan deleznables como la moral de la pendejada o simplemente en la inmoralidad? No. No es posible. Un país construido sobre la desconfianza generalizada está limitado en su crecimiento económico y el desarrollo integral. Por ello es una exigencia, si queremos avanzar como sociedad, construir una sociedad en la que se restablezca la confianza. Esto es posible si se impulsa el rearme moral del Perú. No solo con una propuesta ética, sino con el ejemplo de los líderes en todos los ámbitos de la sociedad.
 
Es preciso que en el rearme moral del Perú participen todas las entidades privadas y públicas, los ciudadanos, los jóvenes y los adolescentes que quieren vivir en un país mejor. Pero, ¿cuál es la base moral para restablecer la confianza en el país? ¿Cuál es la moral que debemos adoptar?
 
En la modernidad el ciudadano es un sujeto moral que responden a un axioma, expresado en una pregunta fundamental: ¿Es el acto que voy a realizar una ley universal? O formulado de otra manera, ¿es una ley universal lo que voy a hacer? Si no es una ley universal, no lo hago. ¿Es una ley universal que el empresario no pague impuestos, o que contamine el medio ambiente o que imponga jornadas laborales de más de ocho horas y no pague por las horas extras trabajadas? ¿Es una ley universal que los policías y los militares cobren coimas? ¿Es una ley universal mentir en el hogar, engañar y robarle a la esposa o al esposo? ¿Es una ley universal encubrir a través de comisiones investigadoras la corrupción? ¿Es una ley universal que los jueces o los fiscales reciban coimas para favorecer a alguien con una sentencia? ¿Es una ley universal que los gobernantes mientan, promuevan la violencia e impidan que los ciudadanos desarrollen sus actividades para imponer determinadas ideas? ¿Es una ley universal decir en una campaña electoral una cosa y hacer otra el gobierno? ¿Es una ley universal hacer fraude en los exámenes? ¿Es una ley universal el chantaje sexual? Si la respuesta es que no son leyes universales pues si lo fueran destruirían la vida de la sociedad humana, no hay que hacerlo. El no hacerlo implica, razón, razonabilidad y uso de la voluntad, la fuerza de voluntad para actuar de acuerdo a la norma moral. Eso requiere disciplina, honestidad con uno mismo, esfuerzo, sacrificio y una lucha tenaz de carácter individual y colectivo contra las fáciles inclinaciones.  Autocontrol individual y control social,
 
En el Perú está surgiendo una nueva moral. La moral de los emprendedores. Personas, familias, jóvenes, adolescentes, niños, adultos que han entendido que es posible con esfuerzo tenaz crear negocios, formar empresas, asociarse, unirse y trabajar disciplinada y creadoramente en la producción de bienes y servicios de alta calidad porque están destinadas a consumidores que son otros seres humanos que requieren, como uno, lo mejor.
 
Una nueva moral surgida del emprendimiento en el que se valora a las personas por su capacidad para producir buscando la excelencia, asumiendo las responsabilidades sociales, laborales, medioambientales y fiscales se está abriendo paso pero requiere un liderazgo público, instituciones que las impulsen y las avalen. 
 
Junto a la nueva moral de los emprendedores, sustentadas en la búsqueda de la excelencia, no doblegándose frente a los extremismos, construyendo lo que es correcto y no lo que está establecido; una moral que se ubique en la búsqueda de la virtud, en evitar el sufrimiento a los demás; en entender al otro como un ser similar a uno y que, por lo tanto, se fundamenta en la idea de que entender al otro es entenderse y amarse a sí mismo; razonar que los medios justifican el fin y que si actúo con violencia engendraré más violencia y mis fines no tendrán ningún valor como fines-finales, pues estarán manchados por el deshonor, la sangre y la muerte. La moral de hacer las cosas bien en los temas sencillos de la vida diaria: limpieza, orden, puntualidad, búsqueda de la belleza, la armonía.
 
Los líderes sociales, de los barrios, de los distritos, los pueblos y los que profesan algún interés por el país, deben unirse para generar un movimiento nacional por el rearme moral del Perú. Con una moral consistente, sólida, se restablecerá la confianza, no habrá necesidad de más leyes y las condiciones para el crecimiento económico del Perú y el desarrollo humano integral estarán dadas para proyectarnos como sociedad y como país. De lo contrario caeremos en el estancamiento, la frustración y la violencia.
 
Los emprendedores han abierto un camino que es necesario fortalecer. La moral de los emprendedores es fundamental para el futuro inmediato del país. Esta moral debe seguirse abriendo paso e imponerse con el ejemplo y tomar las instituciones del Estado, limpiando de corrupción y corruptos los poderes del Estado. Los emprendedores tienen la palabra.
Compartir esta noticia:   

Publicaciones Anteriores
» Emergente, tradicional, multiétnica, pluricultural, amable y violenta, solidaria y egoísta; Milenaria, Virreinal y Republicana:  (14071 leidas)
» A 40 días de gobierno los ciudadanos tienen esperanza El liderazgo de PPK entre los gobernadores y alcaldes del país  (9741 leidas)
» Seguridad Ciudadana: Narcotráfico y Narcoterrorismo  (7471 leidas)
» Gran primavera democrática por la igualdad plena de mujeres y hombres  (7499 leidas)
» Firme y Feliz por la Unión  (7717 leidas)
 
 
 
RECOMENDADOS DE LA SEMANA
Clausuran temporalmente la cafetería del ´Británico´  (508 leidas)
Declaran el 15 de noviembre como Día Nacional de la Vicuña  (444 leidas)
Incendio puso en riesgo el Patrimonio Cultural de Tumbes  (350 leidas)
Paolo Guerrero: examen de cabello probaría que no consumió cocaína  (325 leidas)
No entrarán en vigencia normas electorales aprobadas un año antes de comicios  (314 leidas)
SJL: camión de basura se hunde en pista recién reparada  (298 leidas)
Papa en Lima: hermanos catequistas de SJL triunfan con himno  (287 leidas)
Torneo Clausura 2017: revisa la programación completa de la fecha 12  (283 leidas)
Julio Granda se coronó campeón mundial de ajedrez en torneo de Italia  (271 leidas)
Perú venció 2-0 a Nueva Zelanda y regresa a un Mundial después de 36 años  (269 leidas)
 
Justo Gems SAC Lic. Daniel Acuña Bustamante Psicólogo - Psicoterapeuta
El Charro Fernandez - Telef: 791-0285 Show Infantil D*Glenys
Instituto Cultural Ruricancho Detectives Privados en Lima Perú
Bodega y Viñedos Candela www.PeruPc.com S.A.C.
Vidrieria Distribuidora Vera en  lima-peru. dist.  furukawa- miyasato MARIACHI EL REY DEL CHARRO FERNANDEZ - Telef: 797-2180
Mariachi Rey en San Juan de Lurigancho - Telef: 797-0930 Comercializadora Rumiwasi S.A.C.
www.SJL.pe - Copyright © 2002 - 2017. Derechos Reservados - SJL - Lima - Perú
Director: Luis Candela Flores
Email: informes@sjl.pe