La web de San Juan de Lurigancho
San Juan de Lurigancho - Lima - Perú
Toda la información del distrito mas Poblado del Perú
www.SJL.pe »
     ACTUALIDAD           DEPORTES           EDUCACIÓN           AGENDA           NACIONALES           INTERNACIONALES           REPORTAJES           ENTREVISTAS     
Columnas de Opinión : Oswaldo Carpio
Compartir esta noticia:   
miércoles, 2 de octubre de 2013
Elecciones Regionales y Municipales
MAS LEIDAS
La diversidad cultural del Perú o las potencialidades de un país mega diverso (Parte II)  (84,255 leidas)
 
La diversidad cultural del Perú o las potencialidades de un país mega diverso (Parte I)  (81,688 leidas)
 
La política peruana y problema número uno: La corrupción  (38,073 leidas)
 
Elegir y ser elegido ¿Deber o derecho?  (36,494 leidas)
 
Los cinco muertos del penal San Pedro de San Juan de Lurigancho  (27,956 leidas)
 
Los partidos políticos en las sociedades modernas son las instituciones que intermedian entre la sociedad y el Estado. Forman parte de lo que se denomina la sociedad política que se diferencia de la sociedad civil en su propósito explícitamente político: luchar por el poder con el fin de gobernar una ciudad, un país, un continente o el mundo.
 
Los partidos políticos modernos, es decir, democráticos, a diferencia de los que se construyeron en las sociedades pre-modernas, actúan dentro de la Constitución y las leyes, pues las sociedades modernas, se gobiernan en base a una Constitución, a las leyes desarrollo constitucional, a las leyes ordinarias y a los reglamentos. Los países modernos cuentan con Estados Constitucionales de Derecho. Los partidos modernos son los impulsores, los hacedores, los demiurgos que expresando la voluntad popular, expresan los intereses de la nación desde los intereses de algún sector de la sociedad pero siempre dentro de la ley. Los partidos son una facción, una parte no son el todo. Por ello se denominan partido y es por ello que en las sociedades modernas se busca el consenso razonable entre los partidos, bajo la idea de que hay distintas percepciones y representaciones parciales. En la sociedad moderna la política busca la el entendimiento, la colaboración, el diálogo, la búsqueda de acuerdos.
 
En las sociedad pre modernas, la política es un negocio posible porque no existe una Constitución ni las leyes que lo impidan. Al leer las cartas de los reyes y los grupos gobernantes en las viejas sociedades, hablaban del negocio de la política. A ellos se refería, por ejemplo, Carlos I cuando le decía a su hijo, Felipe II, que tenía que prepararlo para que se haga cargo del "negocio de la política" que no era otra cosa que la conquista de los pueblos y su sometimiento a fin de obtener ganancias del ejercicio del gobierno.
 
El Perú es un país que se encuentra a mitad del camino en su modernización. Las cifras hablan y dejan las cosas muy claras: 70 % de la economía es informal; más de 400 mil mineros ilegales e informales extraen, entre otros minerales, 40 toneladas de oro que se comercializan en el país y que salen al extranjero. Igual sucede con el "negocio" de la producción de cocaína en el que se mueven más de 2 mil millones de dólares al año. Cifras muy altas se mueven en la tala y venta de maderas, el contrabando y otros negocios informales e ilegales. El 70% de los automóviles se compran en efectivo, al margen de los bancos.
 
Pero si hay un "negocio" que no debe serlo es el de la política. Son miles de millones de soles que se mueven ilegalmente como consecuencia de las diversas formas de corrupción en la política. Estos negocios van desde el "diezmo" -así lo denominan las autoridades en ejercicio y los aspirantes a serlo-, la extorsión a inversionistas y empresarios, el cobro de coimas por los cambios en la zonificación, la sobrevaloración de las obras, las licencias a construcciones que no cumplen con los requisitos legales, las licitaciones inducidas, el uso privado de bienes públicos (peculado de uso), entre tantas otras formas por las cuales se convierte la política en un "negocio" que no cumple con los requisitos del ejercicio del poder y del gobierno en una sociedad moderna.
 
El negocio de la política no consiste, solamente, en llegar al gobierno para hacerse de los recursos públicos, consiste, también, en crear partidos e inscribirlos, y estar en capacidad de participar en los procesos electorales y cobrar a los candidatos a los gobiernos regionales y a los consejeros regionales, a los candidatos a alcaldes provinciales y distritales, y a los candidatos a regidores. De esta manera, la política se ha convertido en negocio antes, durante y después del poder. Incluso los candidatos a candidatos buscan quedarse con el 50% de las donaciones como precio por el hecho de ser candidato. Por ello hay tanta pugna por el poder y tantas deslealtades: el poder no es para el servicio público, el poder es para ganar dinero, sobre todo durante las campañas electorales.
 
Contar con un partido inscrito, entonces, es un nuevo negocio para los "dueños" de los partidos que colocan a sus allegados, a sus familiares cercanos y a todo aquel que esté dispuesto a todo. Los aspirantes pagan por encabezar una lista y se cobra por los diversos puestos en las listas de candidatos. Se ha llegado al extremo de cobrar según la ubicación en la lista de regidores. Los que más "donan" a la campaña ocupan los primeros lugares. Se asegura que esos recursos son para "la campaña" pero, en realidad, buena parte sino todo,  es para el "dueño" del partido. Es que las elecciones son un momento clave para los "dueños" del partido que harán todo tipo de alianza con el fin de no perder la inscripción. Tenerla es estratégico para el "negocio" de las candidaturas. Pero no es sólo eso. Una vez en el gobierno, algunos ex alcaldes -hoy congresistas- cobraban una parte del sueldo de sus gerentes y a sus funcionarios. Todo se vende, todo se compra en esta perversión de la política.
 
Las elecciones son, entonces, grandes campañas de venta. Las elecciones son un momento clave para los "dueños" de los partidos que se rodean de gente sumamente mediocre que ha convertido, entonces, a la política en una forma de hacer "negocios", "fortuna" o enriquecerse ilícitamente coimeando a pequeños, medianos o grandes empresarios según el caso. Existen los "peseteros" que viven de las pequeñas coimas a los pequeños empresarios. Existen los que hacen grandes "negocios" dando licencias a grandes empresarios inescrupulosos,  que en donde deben construir un edificio de X pisos construyen otro de X5. Las autoridades que se ocultan detrás de sus caras de tontos, van hasta las oficinas de los empresarios y una vez que reciben el dinero, incluso delante de los abogados de los empresarios, se retiran con el sobre del dinero en la mano, vociferando en voz alta: "negocios son negocios", "son gajes del oficio" y salen orondos hacia la 4X4 donde los espera el chofer y la "seguridad" que todo lo sabe y que siempre termina contando todo. Los empresarios y sus abogados que a veces son regidores de la ciudad, al dar la coima, convalidan un negocio ilegal pues se construye en donde no se debe o se edifican más pisos y con menos estacionamientos que los debidos. Esa es una buena parte de la realidad de la actividad política que la gente intuye, reconoce y rechaza.
 
Para que el "negocio" de la política funcione se construyen partidos ad-hoc: vientres de alquiler, franquicias, descartables, o remedos de sociedades anónimas cerradas o sociedades de responsabilidad limitada. Ninguno funciona como una sociedad anónima abierta, que vende acciones, que tiene directorio y que actúa con transparencia. No. El negocio de la política es el vientre de alquiler, la franquicia o la SAC o SRL, lista para la venta de las candidaturas. Hay partiditos que tienen candidato a Lima con más de un año de anticipación. Son los más avezados.
 
Los lectores podrán sacar sus conclusiones. Ah, los partidos, en nuestra sociedad pre-moderna, también se heredan. De esta forma, sujetos mediocres que fracasaron en todos los negocios en los que intervinieron, se apropian de los partidos a la muerte del líder, se pelean con los sobrinos, cuñados y demás familiares y colocan en su lugar a personas de total indigencia moral e intelectual pero que están dispuestos a recibir las migajas del poder, es decir, a recibir las sobras de la mesa del festín.
 
Individuos cobardes a los que jamás les interesó la política, incursionan en ella, balbucean algunas ideas pero, eso sí, cuentan con algunos asesores que los impulsan a "marketearse" en tal o cual forma simplista. De esta manera la política se ha convertido en un mercadillo en el que la moral no existe, menos la decencia y la honra. Todas ellas son simple apariencia. Lo importante es el poder y la pura forma, una vez que se cruzó la delgada línea que separa la vida honrada del robo. Lo que existe en política hoy, con las excepciones con honran la política, son sujetos inmorales premunidos de terno, camisa y corbata, que balbucean algunas ideas y palabras, incluso, de moral pública.
 
Las elecciones regionales y municipales del próximo año deberían permitir limpiar la política, construir liderazgos modernos con gente proba, que busque el bien de la sociedad y que promueva el desarrollo de los mejores en una competencia moderna, regulada por la ley, a fin de que lograr conquistar una sociedad que desarrolla, realmente.
 
Requerimos que los "aristoi" -los mejores- ocupen cargos públicos dentro de una espíritu republicano, en el que la res-pública, la cosa-pública, sea tratada bajo el imperio de la ley y de las leyes morales. Lo demás es despreciable.
 
Si en esta redacción hay algún parecido con la realidad del país no es casualidad. Estas páginas han sido escritas con información precisa. Hay casos aún más escandalosos en los que se han visto envueltas "autoridades" que fueron encontradas con las "manos en la masa", con los billetes cayéndose de las casacas y que lograron volver a algún gobierno luego de una carísima lavada de imagen en la que se pagó por primeras planas, imitaciones e invitaciones a programas de TV, diarios y revistas, incluso a programas de humor, entre tantas otras formas de "crear imagen" de los que ingresan -por algún resentimiento y/o por un personalidad psicopática- a la política como negocio. 
Compartir esta noticia:   

Publicaciones Anteriores
» Emergente, tradicional, multiétnica, pluricultural, amable y violenta, solidaria y egoísta; Milenaria, Virreinal y Republicana:  (5833 leidas)
» A 40 días de gobierno los ciudadanos tienen esperanza El liderazgo de PPK entre los gobernadores y alcaldes del país  (6521 leidas)
» Seguridad Ciudadana: Narcotráfico y Narcoterrorismo  (4258 leidas)
» Gran primavera democrática por la igualdad plena de mujeres y hombres  (4264 leidas)
» Firme y Feliz por la Unión  (4494 leidas)
 
 
 
RECOMENDADOS DE LA SEMANA
¿Correr por los cerros de San Juan de Lurigancho?  (9,247 leidas)
II Festival Internacional de Teatro Temporada Alta  (3,813 leidas)
Mueren 74 inmigrantes al intentar cruzar el Mar Mediterráneo  (2,507 leidas)
Incendio en Las Malvinas: el dramático pedido de ayuda de joven atrapado dentro de container  (531 leidas)
Animalistas y veterinarios impulsan la esterilización de mascotas  (445 leidas)
PPK daría indulto a Alberto Fujimori antes del 28 de julio, según semanario de Hildebrandt  (430 leidas)
Perú derrotó a Argentina y clasificó a las semifinales de la Copa Panamericana  (335 leidas)
Sedapal denuncia millonarias deudas de empresas por uso de agua  (295 leidas)
Fernando Zavala es el nuevo ministro de Economía y Finanzas  (292 leidas)
Sin lo afro no existe la peruanidad  (266 leidas)
 
www.PeruPc.com S.A.C. Vidrieria Distribuidora Vera en  lima-peru. dist.  furukawa- miyasato
Show Infantil D*Glenys Mariachi Rey en San Juan de Lurigancho - Telef: 797-0930
MARIACHI EL REY DEL CHARRO FERNANDEZ - Telef: 797-2180 Lic. Daniel Acuña Bustamante Psicólogo - Psicoterapeuta
Justo Gems SAC Instituto Cultural Ruricancho
El Charro Fernandez - Telef: 791-0285 Detectives Privados en Lima Perú
Comercializadora Rumiwasi S.A.C. Bodega y Viñedos Candela
www.SJL.pe - Copyright © 2002 - 2017. Derechos Reservados - SJL - Lima - Perú
Director: Luis Candela Flores
Email: informes@sjl.pe