• San Juan de Lurigancho - Lima - Perú

Noticias >> Oswaldo Carpio

El mundo moderno ha cambiado mientras el pensamiento político y social dominante sigue como hace 2500 años ¿'El ser es, el no-ser no es'?

 

Parménides nace en Elea, Grecia, hace aproximadamente 2500 años. El filósofo ejerció un rol fundamental en la fundación del pensamiento griego y, por ende, en Sócrates, Platón y Aristóteles. Los cuatro son los grandes columnas del pensamiento Occidental.  Veamos el pensamiento básico de Parménides, que aún domina en nuestra sociedad y en buena parte del mundo.

 

El pensamiento de Parménides se encuentra en algunos párrafos de su poema llamado Poema de Parménides. En  él se afirma:

 “Voy a decírtelo ahora mismo, pero presta atención a mis

palabras,

las únicas que se ofrecen al pensamiento de entre los

caminos que reviste la búsqueda.

Aquella que afirma que el Ser es y el No-Ser no es,

Significa que la vía de la persuasión -puesto que acompaña

a la Verdad-,

y la que dice que el No-Ser existe y que su existencia es

necesaria,

ésta, no tengo reparo en anunciártelo, resulta un camino

totalmente negado al conocimiento.

Porque no podrías jamás llegar a conocer el No-Ser

-cosa imposible-

y ni siquiera expresarlo en palabras”.

 

La tesis del filósofo es clave para entender el conjunto del pensamiento occidental en su historia pero sobre todo en el momento actual. Hay una idea de verdad, como verdad única. El pensamiento de Parménides es rígido: niega la posibilidad de que el ser pueda cambiar y se transforme en no-ser y, simultáneamente que el No-Se pueda ser, ser. Todo en Parménides está encasillado. La realidad está dividida, escindida, separada. Nada evoluciona, nada cambia, todo permanece. En esta idea rígida si el ser cambia y se transforma en No-ser, dejaría de ser y por ende de existir . Este pensamiento dualista opuesto al pensamiento dinámico, dialéctico y de transformación y cambio de Heráclito y de otros filósofos de la antigüedad es la piedra angular, aún, del pensamiento en Occidente y en el mundo.

 

El pensamiento dicotómico, escindido, rígido, dogmático domina aún el mundo pese a las cuatro revoluciones industriales, consecuencia de la liberación del pensamiento.

 

Klaus Schwab, en su ensayo “La Cuarta Revolución Industrial, lo que significa y cómo responder”, explica cómo la “Tercera Revolución Industrial utiliza la electrónica y la tecnología de la información para automatizar la producción” y que ahora, “la Cuarta Revolución Industrial está construyendo la revolución digital que se viene produciendo desde mediados del siglo pasado. Se caracteriza por una fusión de tecnologías que está borrando los límites entre las esferas físicas, digitales y biológicas”.

 

Las revoluciones industriales están precedidas por una revolución en el conocimiento de tal magnitud que la nueva era en el mundo se denomina la era del conocimiento. La III y la IV Revoluciones Industriales implican “internet en todas las cosas, sistemas Ciberfísicos, Cultura Maker o Hágalo usted mismo”. “La industria hacia la cual se avanza es la Industria 4.0, que implica “digitalización y la coordinación cooperativa de todas las unidades productivas de la economía” afirma Jeremy Rifkin, concepto que sirve de norte al Parlamento Europeo.

 

Según Klaus Schwab “la velocidad de los avances actuales no tienen precedente histórico” y sostiene que “Cuarta Revolución Industrial está evolucionando a una velocidad exponencial en lugar de a un ritmo lineal”.  Afirma que en el futuro se producirán grandes innovaciones tecnológicas como la “inteligencia artificial, la robótica, el internet de las cosas, los vehículos autónomos, la impresión 3D, la nanotecnología, la biotecnología, las ciencias de materiales, el almacenamiento de energía y la computación cuántica”. Al lado de ello, señala que “la inteligencia artificial está a nuestro alrededor, desde coches de autoconducción y aviones no tripulados para los asistentes virtuales y software  que se traducen e invierten”. Afirma, finalmente, que “la inteligencia artificial ha tenido un crecimiento exponencial por el aumento exponencial en la potencia de cálculo y la disponibilidad de grandes cantidades de datos”.  En el mundo se descubren nuevos fármacos a partir de nuevo software. Las tecnologías de fabricación digital están interactuando con el mundo biológico. “Los ingenieros, diseñadores y arquitectos están combinando diseño computacional, fabricación aditiva, ingeniería de materiales; biología sintética, pionera de una simbiosis entre los microorganismos, nuestros cuerpos, los productos que consumimos e incluso los edificios que habitamos”.

 

Sin embargo, pese a todos estos cambios, la gran mayoría de los políticos y de los ciudadanos siguen pensando como hace 2500 años. No han cambiado los conceptos básicos, los fundamentos, la manera de pensar y no se han derribado los prejuicios.  El pensamiento rígido sigue prevaleciendo en la vida política y social mientras el mundo cambia aceleradamente. Este conflicto entre un mundo aceleradamente cambiante y el pensamiento anticuado es uno de los orígenes de los desencuentros, conflictos, intolerancias, odios,  y ataques violentos. El pensamiento político y social está a la zaga de las revoluciones científicas y tecnológicas. La brecha se ahonda. El mundo cambia y no se detendrá el cambio. Es preciso fundar las bases del nuevo pensamiento Occidental sobre la base que todo es posible, todo cambia y se transforma y que nada permanece. Romper las rigideces del pensamiento es un signo que empezamos a dar los pasos para ingresar a la nueva era: la sociedad del conocimiento.

 

 

 

 

Publicaciones AnterioresVer todo