• San Juan de Lurigancho - Lima - Perú

Noticias >> Oswaldo Carpio

Descentralización y reforma del sistema político: Distrito Electoral Uninominal y revocatoria de los congresistas - El papel de los alcaldes

Hemos podido leer a algunos analistas políticos sostener la idea de que ante la gran dispersión de partidos, grupos y candidaturas, los nuevos partidos deberían desaparecer integrándose a los tres que cuentan con mayor intención de voto. Esto, implica intentar meter la realidad en una idea, sin entender lo que realmente ocurre en la vida política del país y una de las razones de esta dispersión, originada, precisamente, por el autoritarismo y caudillismo que es un freno a la renovación de esos partidos. Es indudable que una de las causas de la crisis política es la incompetencia y la falta de liderazgo de los partidos llamados tradicionales y de los nuevos asimilados a sus viejas prácticas políticas. Eso los ciudadanos y los jóvenes lo rechazan. Por ende, no se trata de desaparecer a los nuevos grupos y líderes que intentan construir proyectos democráticos alternativos. En realidad, de lo que se trata es de reformar el sistema político con el fin de producir la renovación y modernización del país. Uno de los temas claves es el de la representación parlamentaria. ¿Cómo se elige actualmente? A través del distrito electoral múltiple que ha reemplazo al sistema electoral nacional. Ese fue un avance pero ha demostrado ser insuficiente. Se trata de ir a un sistema electoral uninominal que permita que los ciudadanos cuenten con un representante real en el Congreso de la República al que puedan fiscalizar y controlar, y, finalmente, si fuera el caso, revocar. Un ejemplo puede graficar la idea. En San Juan de Lurigancho hay más de 400 mil electores. Todos los partidos concurren durante las campañas políticas. Sin embargo, no tiene representante en el Congreso de la República. Cuando el alcalde del distrito intentó coordinar con el representante por Lima de su partido que hizo campaña en ese distrito, no logró que éste lo apoyara ni en el acuerdo del Congreso para que se construya un Hospital en SJL ni para que se modifique la Ley Orgánica de Municipalidades que permitiera que el Gobierno Local administrara el Gran Parque Wiracocha. En ambos, el representante por Lima y congresista elegido con los votos de SJL se negó rotundamente a apoyar el anhelo del distrito expresado en el alcalde y los regidores. Sin ninguna capacidad para controlar a su representante, éste se autonomiza de sus electores y procedió a su propio juego, enajenando el voto ciudadano. Si se contara con un sistema electoral uninominal, SJL tendría -como mínimo- dos representes en el Congreso de la República que responderían directamente a sus electores. Este control ciudadano sobre los representantes serían un factor clave para impedir el transfuguismo y la actuación contraria a los intereses de los electores. Sabemos que hoy un congresista que renunciara al FIM y que fuera elegida por Arequipa, ya no tiene interés en postular por ese departamento, pues no tiene apoyo en sus electores. En su nuevo grupo político está intentando, ahora, ser candidata por Lima. Este transfuguismo que se burla de los electores no debería prosperar. Sin embargo, la ley actual lo permite. Se trata, entonces, de cambiar la ley, creando el Distrito Electoral Uninominal, por el cual los representantes al Congreso serían elegidos en espacios políticos claramente definidos. Igualmente, se debe crear el mecanismo de revocatoria. Hoy los alcaldes y regidores pueden ser revocados. Sin embargo, los congresistas que aprobaron esa ley, se excluyeron de esa posibilidad. La forma específica de hacerlo, es a través del Distrito Electoral Uninominal y el derecho de los ciudadanos a revocar a los que se burlan del voto y de la voluntad ciudadana. ¿Quiénes son los mejores candidatos en un sistema electoral con distrito electoral uninominal? Los alcaldes y regidores, pues su labor en el distrito o la provincia, puede ser fiscalizada y controlada. Es, además, una persona conocida, que vive en la localidad y que debe responder ante sus electores. Si no lo hiciera, sería revocado. Situaciones como el transfuguismo y la impunidad con la que actúan los congresistas sería mucho más difícil si los ciudadanos cuentan con los mecanismos de control. ¿Cómo podría negarse un representante, por ejemplo, de SJL a apoyar la creación de un Hospital y lograr la administración de su propio gran parque distrital? Sin embargo, el congresista que se negó a apoyar a SJL en dos oportunidades sigue su carrera política personal sin problema alguno. Esa burla al ciudadano con otro sistema de elección y con la posibilidad de la revocatoria sería imposible. Los alcaldes democráticos y honestos, deberían movilizarse para realizar cambios en el sistema electoral con el fin de renovar la política peruana y construir un sistema político realmente democrático. Eso implica, igualmente, impedir que los actuales congresistas aprueben, en la actual legislatura y en segunda votación, el obstáculo antidemocrático para que los alcaldes no postulen al Congreso si antes no han renunciado a su cargo. Los partidos tradicionales y los "nuevos" asimilados a la vieja cultura política deberían retroceder ante la movilización de los alcaldes. La renovación política, la creación de nuevos partidos y nuevos líderes es esencial para impulsar al país al desarrollo integral, generar riqueza y distribuirla con equidad y justicia.

Publicaciones Anteriores