• San Juan de Lurigancho - Lima - Perú

Noticias >> Oswaldo Carpio

TLC: Las Municipalidades deben ser protagonistas. Momento crucial para iniciar una nueva acción concertada por la modernización democrática del Perú

El cierre de las negociaciones del TLC con Estados Unidos ha sido una buena noticia para el país. Tal vez la mejor noticia en lo que va del gobierno, que ha tenido sus mayores éxitos en el manejo macroeconómico, la política de exportaciones y, ahora, el TLC. Estos son logros indudables sobre los que debemos impulsarnos para dar nuevos pasos en la modernización democrática del país y su inserción exportadora en la economía mundial. En tanto se aprueba el Tratado por los Congresos de los Estados Unidos y del Perú, hay que lograr que la mayoría entienda y apruebe el TLC tanto en el Congreso como en la sociedad. Se debe difundir, explicar, aclarar y adoptar medidas políticas que permitan que todo el Perú se ponga a tono con los retos que este tratado demanda. Por otro lado, no existe razón alguna para que el actual Congreso no lo firme. El cierre de la negociación del TLC es una buena noticia por varios factores: - Permitirá al Perú abrir en forma estable el mercado de los Estados Unidos, considerado el más rico del mundo, ampliando el ingreso a nuevos productos, entre ellos del agro, la industria y la artesanía. - Permitirá duplicar las exportaciones en el lapso de un lustro, con el consiguiente crecimiento del empleo y PBI, el fortalecimiento de las empresas, consolidando una década de crecimiento de la economía peruana. Más de dos millones las pequeñas empresas del país deberán asumir el reto de asociarse y modernizarse. Al reto deben sumarse el agro minifundista y los pequeños negocios que hoy actúan dispersos e informalmente. Todos ellos deben incorporarse al comercio mundial es la fuerza que mueve el mundo. Las nuevas industrias y la agricultura se deben ir modernizando adecuándose a un mercado cada vez más exigente. Sin embargo, tanto los expertos como la mayoría de peruanos saben que el TLC, por sí mismo, no solucionará nuestros problemas. Para que el TLC sea beneficioso se requiere una agenda nacional que busque resolver -en el más corto plazo- los problemas que le quitan competitividad al Perú. La agenda debe buscar acelerar la modernización. Algunos puntos son: - Educación. Reforma y modernización de todo el sistema educativo. Formación de emprendedores. - Investigación científica y técnica. - Infraestructura. Carreteras nacionales, regionales y locales, aeropuertos, puertos con el fin de acotar tiempos, espacios y disminuir costos. - Seguridad ciudadana que garantice las inversiones y la capitalización. - Modernización del Estado: desburocratización, transparencia, eficiencia y eficacia con el fin de poner el Estado al servicio de la sociedad y de la producción. - Promoción de la actividad empresarial. - Formalización de la propiedad, de las empresas y de la economía en general. Incorporación de millones de personas a la economía de mercado. Buena parte de los puntos de la agenda señalada, están relacionados con competencias y funciones de los Gobiernos Locales. Los alcaldes deben liderar la modernización. El reto es que todos los pueblos del Perú se beneficien de un TLC que deberá servir no sólo a las empresas tradicionales sino a las más de dos millones de pequeñas empresas que son la que dan trabajo a la mayoría de los peruanos. La Ley Orgánica de Municipalidades con todas sus limitaciones, expresa, claramente, que los Gobiernos Locales, son promotores del desarrollo. La agenda del país exige alcaldes con visión estratégica y capacidad para transformar el mundo en beneficio de millones de personas. El reto está planteado. El TLC permitirá saber quién es quién. Por el momento, SJL y Villa El Salvador se han puesto a trabajar en esa perspectiva. Pero se requiere también un liderazgo fuerte en Lima. Todo ello impactará en el empleo y la calidad de vida, es decir, el desarrollo económico y social de la capital. Están bien las escaleras y las losas deportivas. Pero un líder con visión deberá preocuparse de los temas estratégicos: la educación, los servicios, la modernización de las vías, el acceso al Aeropuerto y al Puerto del Callao. El transporte intermodal. Unir a los pueblos. Reformar, descentralizar y modernizar el Estado. El resto, es silencio.

Publicaciones Anteriores