• San Juan de Lurigancho - Lima - Perú

Noticias >> Julio Abanto Llaque

No sólo los puentes se caen

Mi acostumbrada columna, dedicada a aspectos históricos, costumbristas y de homenaje a personajes de nuestro querido distrito hace algunos meses atrás mostró una faceta distinta. Antes de iniciar estas líneas debo agradecer los múltiples deseos y adhesiones de amplia simpatía a la propuesta de iniciar una vida política. Y eso ha sido así, desde hace unos años hemos constituido una organización que cuenta entre sus miembros a un grupo reconocido de jóvenes y profesionales emprendedores, nuestra organización, llamada Generación Lima 36, tiene como visión convertirse en una ORGANIZACION POLITICA QUE PROYECTA ACEPTACION Y CREDIBILIDAD, CON PROPUESTAS Y ACCIONES QUE CONTRIBUYEN AL DESARROLLO DE POLÍTICAS ORIENTADAS AL BIENESTAR DE LA POBLACIÓN.
 
Este año hemos decidido fortalecer nuestra estructura, sin que eso signifique, no tener una actitud crítica frente a lo que viene sucediendo. En principio jode que más que limpias y coherentes propuestas de desarrollo se vea totalmente lo contrario, salvo algunas excepciones.
 
La costosísima y abusiva propaganda electoral por parte de quienes abusan del poder, contrarresta la poca creativa campaña de otros, es que parece que a  pesar de existir, iniciadamente 19 candidatos, llama la atención lo descocidos que resulta la mayoría.
 
Tampoco existe una capacidad de liderar procesos, por el contrario el oportunismo y transfugismos son  una señal clara de lo apetitoso y lucrativo que resultar ser un funcionario público de uno de los distritos más poblados del Perú.
 
Existen temas de trascendencia, como el hecho que territorialmente perdamos la zona alta de Canto Grande para formar parte de Huarochirí, si eso sucede que sería de los colectivos que viene trabajando por la gestión de la provincia, nos quedaríamos sin un distrito.
 
Perder el Anexo 22 de Jicamarca, no es sólo disminuir nuestro  territorio; estamos hablando de la última zona que nos queda para poder orientar un desarrollo urbano, turísticos y finalmente importante espacio industrial.
 
A pocos días del las elecciones municipales, el panorama electoral y las intensiones de voto de la población parece hacer dado un giro de 360 grados. Recuerdo cómo algún periodista local, nos tildó de “palomillas” al levantar nuestra voz de protesta ante la manera como la ex primera en las encuesta, Srta. Lourdes Flores Nano, aceptó en su regazo a nuestro cuestionado alcalde Carlos Burgos.
 
Poco tiempo después, juntitos se paseaban por el casi estrenado puente Las Lomas, quizás el destino nos muestra las cosas a su modo. Esa cuestionada obra se vino abajo, para nosotros un augurio de lo que sucedería tiempo después.
 
La candidata del PPC, perdió la simpatía de un buen número de vecinos al mostrar que ella no juega limpio, que en la política de Maquiavelo hasta embarrarse y bajar de peso te garantizan el poder. Quizás por eso estoy convencido que para solucionar los problemas más álgidos del distrito, necesitamos candidatos con un fuerte sentido de identidad, de roce social y trayectoria transparente, se que los hay, y si se me preguntan por quien votaré, les diré que conozco a una simpática señora, que hace muchos años decidió vivir en un barrio marginal de Lima, en Caja de Agua, desde allí construir sueños para la gente más humilde. Tiempo después inició en el pueblo Joven La Providencia  un programa que garantice leche a los niños y madres de bajos recursos; programa que fue mejorado e impulsado por el desaparecido ex alcalde limeño Alfonso Barrantes Lingan, un político de izquierda, demócrata y progresista, sin duda uno de los más destacados líderes políticos de nuestros tiempos.  
 
Esa mujer, que crió a sus hijos en este distrito, se llama Susana Villaran, candidata a quien no sólo declaro mi simpatía, sino también mi gratitud por lo que hizo antes que otros por San Juan de Lurigancho.

Publicaciones Anteriores