• San Juan de Lurigancho - Lima - Perú

Noticias >> Reportajes

La Ansiedad

LA ANSIEDAD
Es la anticipación ante hechos o acontecimientos que aún no llegan, sin embargo ya tenemos una expectativa alta de que suceda
 
Tipos de Ansiedad
 
Trastorno de pánico
Se caracteriza por ataques repentinos de terror, usualmente acompañados por latidos fuertes del corazón, transpiración, debilidad, mareos, o desfallecimiento. Durante estos ataques, las personas con trastorno de pánico pueden acalorarse o sentir frío, sentir un hormigueo en las manos o sentirlas adormecidas; y experimentar náuseas, dolor en el pecho, o sensaciones de asfixia.
 
Los ataques de pánico usualmente producen una sensación de irrealidad, miedo a una morir, o miedo de perder el control. Pueden ocurrir en cualquier momento, incluso al dormir. Usualmente, un ataque alcanza su máxima intensidad durante los primeros diez minutos, pero algunos síntomas pueden durar un poco más de tiempo.
 
Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)
Son pensamientos persistentes y perturbadores (obsesiones) y usan los rituales (compulsiones) para controlar la ansiedad producida por estos pensamientos. La mayoría de las veces, los rituales terminan controlando a esas personas.
 
Por ejemplo, si las personas están obsesionadas con los gérmenes o la suciedad, pueden desarrollar una compulsión de lavarse las manos una y otra vez. Si tienen una obsesión con respecto a los robos, pueden trancar y volver a echar lleva las puertas muchas veces antes de irse a dormir, también pueden tener la necesidad de revisar cosas repetidamente, tocar objetos (en especial en una secuencia particular), o contar cosas.
 
Trastorno de estrés postraumático (TEPT)
 
Se desarrolla después de una experiencia aterrorizante que involucra daño físico o la amenaza de daño físico. Por ejemplo aquellas personas que fueron víctimas de robos agraviados, violaciones, desastres naturales, accidentes, entre otros. Esto genera en las personas un desequilibrio emocional y un temor constante que se vuelve a repetir estos acontecimientos.
 
Fobia social (o trastorno de ansiedad social)
Las personas con fobia social tienen miedo intenso, persistente, y crónico de ser observadas y juzgadas por los demás y de hacer cosas que les producirán vergüenza. Se pueden sentir preocupadas durante días o semanas antes de una situación que les produce temor. Este miedo puede tornarse tan intenso, que interfiere con su trabajo, estudios, y demás actividades comunes, y puede dificultar el hacer nuevas amistades o mantenerlas.
 
Un ejemplo claro puede ser cuando un estudiante universitario tiene que realizar una exposición en clase, el temor de equivocarse o de quedarse “en blanco” lo puede conllevar a tener inferencias burla por parte de sus compañeros hacia él o ella, burlas y emoción de vergüenza que “no puede tolerar”
 
Fobias específicas
Es un miedo intenso e irracional hacia algo que en realidad constituye una amenaza mínima o nula. Algunas de las fobias específicas más comunes son a las alturas, escaleras mecánicas, túneles, conducir en carreteras, espacios cerrados, agua, volar, perros, arañas, y heridas sangrientas
 
Trastorno de ansiedad generalizada (TAG)
Aquellas personas que pasan el día (todo el día, todos los días) llenas de preocupaciones y tensiones exageradas, incluso cuando hay poco o nada que las provoque. Tales personas esperan desastres y están demasiado preocupadas por asuntos de salud, dinero, problemas familiares, o dificultades laborales. En ocasiones, el simple pensamiento de cómo pasar el día produce ansiedad.
 
Manifestación de ansiedad
 
Manifestaciones físicas
Taquicardia, palpitaciones, opresión en el pecho, falta de aire, temblores, sudoración, molestias digestivas, náuseas, vómitos, alteraciones de la alimentación, tensión y rigidez muscular, cansancio, hormigueo, mareos, alteraciones del sueño y de la respuesta sexual.
 
Manifestaciones Psicológicas
Dificultades de atención, concentración y memoria, olvidos, descuidos, preocupación excesiva, expectativas negativas, rumiación, pensamientos distorsionados, dudas, confusión, tendencia a recordar sobre todo cosas desagradables, sobrevalorar pequeños detalles desfavorables, abuso de la prevención y de la sospecha, interpretaciones inadecuadas, susceptibilidad, etc.
 
Manifestaciones Conductuales
Estado de alerta e hipervigilancia, bloqueos, torpeza o dificultad para actuar, impulsividad, inquietud motora, dificultad para estarse quieto y en reposo.
 
Manifestaciones Sociales
Dificultades para iniciar o seguir una conversación, verborrea, bloquearse o quedarse en blanco a la hora de preguntar o responder, dificultades para expresar las propias opiniones o hacer valer los propios derechos
 
Tratamiento
Según la gravedad de la sintomatología se puede optar por psicoterapia netamente o si es de una intensidad que afecta las áreas personal, social, familiar habría que considerar la ayuda de psicofármacos para una adecuada recuperación. La medicación no va a curar la ansiedad, lo que sucederá es que lo tendrá un poco controlada y esto ayudara mucho a realizar los avances en las sesiones de psicoterapia.
 
Las principales medicinas que se usan para estos trastornos de ansiedad son antidepresivos (cabe recalcar que existen de varios tipo y que el médico psiquiatra quien es el especialista es quien lo define según su evaluación clínica), también los ansiolíticos, y últimamente se está usando también antipsicóticos leves según sea el caso para poder controlar los pensamientos, esto por lo general en pacientes con TOC y con ataques de pánico.
 
Para mayor información: 
 

Publicaciones AnterioresVer todo